Aikido Oaxaca

Vaya al Contenido

Menu Principal

Aikido para Niños

Historia

Por que el AIKIDO puede ser interesante o adecuado para el niño?

   La disciplina del AIKIDO contiene elementos de vital importancia para el desarrollo y madurez del niño:
   Practicar un Arte Marcial no violento.
   Dispondrá de tecnicas de Autoevaluación y control emocional.
   Cuanto mas nos conocemos y aceptamos a nosotros mimos, mejor entenderemos y aceptaremos a los demas.
 Las técnicas de aikido estan desarrolladas para la mejora general del organismo, facilitan la concentracion, la relajacion, la voluntad, el incremento de la autoestima, los reflejos, la agilidad, el tono miscular, la elasticidad y la adaptabilidad.



Aikido Infantil

La etapa infantil debe ser tomada de forma especial en cuanto a deporte se refiere. Hasta los cinco años es preferible que el niño no practique un deporte en sí mismo, sino dejar su desarrollo muscular a actividades como jugar, saltar, correr. A partir de los 6 años debe orientarse al niño a su desarrollo armónico y al bienestar de su salud. El trabajo físico debe contribuir al control corporal y a la perfección de sus movimientos músculo-esqueléticos. 

Hacia la adolescencia puede llevarse a un niño al terreno de competencia, sin embargo debe tenerse conciencia de los cambios psicofisiológicos que esta experimentando y el estrés de la competencia puede afectar su autoestima. A
ún en la adolescencia no deben realizarse ejercicios bruscos. Es preferible reforzar la socialización y el compañerismo; estimular el logro personal, prepararlo en un enfoque disciplinado. Así mismo, buscar que consiga fortalecimiento, rapidez y flexibilidad.

Por estas razones el Aikido se convierte en una excelente opción para niños a partir de los 6 años y para adolescentes, pues provee para estas etapas un enfoque integral y sistémico entre el trabajo del cuerpo y el cultivo de actitudes y comportamientos positivos y lo que respecta a una percepción de sana ejercitación, disciplina, auto confianza y concentración

Desarrollo Integral del Niño y Educación

Las clases se estructuran en dos niveles de edad sin segregación de género:  
El niño, como ser humano, nace con unas capacidades innatas que debe desarrollar para convertirse en una persona responsable de si misma y de los que lleguen a estar a su cargo. Estos conocimientos innatos como son la necesidad de relacionarse, la percepción del entorno, la habilidad para manejar situaciones complejas, la capacidad de tomar decisiones para proveerse y protegerse o el conocimiento de los roles sociales, se suelen desarrollar en paralelo con las habilidades físicas que normalmente necesita para hacer realidad estos objetivos. La practica del Aikido conlleva, de forma progresiva pero constante, la toma de conciencia sobre los propios limites sin actitudes frustrantes de comparación con los demás o impotencia por no darles alcance. Cada cual tiene sus peculiaridades, las cuales deben ser respetadas al igual que cada uno debe respetar las de los demás.
En el Aikido no se permiten actitudes de menosprecio o de falta de respeto pues es el fundamento para mantener una atmósfera limpia, donde la cooperación es la llave que permite una relación armoniosa con nuestro entorno. La educación no puede ser impuesta por un concepto único de autoridad, pero es rigurosa; es decir, cuando el niño tiene conductas ajenas a la disciplina que practica se le insiste en aprender técnicas de relajación y observación destinadas a desarrollar su sensibilidad.
En la práctica del Aikido se suele vestir un keikogi blanco sujeto por un cinturón del mismo color.

Todos los practicantes se rigen por las mismas normas.

ASPECTOS DEL APRENDIZAJE.
El Aikido, según palabras de su creador, es innato al ser humano. Las técnicas están diseñadas para que el cuerpo sea respetado de forma natural y su entreno invita a quien lo practica a desarrollar la adaptabilidad tanto física como mental, desarrollando la capacidad de decisión. El inicio suele ser desconcertante para los adultos pues se les reclama que dejen fluir el cuerpo de forma relajada, cosa que una actitud excesivamente mental no consigue. En cambio los niños, que todavía no están excesivamente condicionados por actitudes especulativas, suelen responder de forma inmediata al aprendizaje.
P
ara desarrollar las técnicas de Aikido debe fortalecerse la confianza en el compañero así como en uno mismo. De esta forma se define como prioritario desarrollar una actitud de colaboración sin esperar recompensas pues la única que se proporciona es la satisfacción por la práctica misma. Esta peculiaridad hace que no se encuentre ninguna utilidad al deseo de competir o compararse con otros y se acabe por desechar estas conductas.
En una primera etapa, los ejercicios y juegos que se realizan están orientados a fomentar la colaboración entre los alumnos pues es imprescindible, para el posterior desarrollo técnico, haber obtenido cierto grado de confianza con los compañeros.
En un segundo plano (integrado en la dinámica de la clase) se les va introduciendo paulatinamente los conceptos técnicos mas sencillos de practicar y que desarrollan los sentidos espacio-temporales, como la propiocepción (el sentido de saberse ubicar).
Para niños de edades entre 5 y 9 años los trabajos suelen ser de comportamiento, respiración, concentración, y relajación (50%), y desplazamientos básicos, caídas básicas, juegos aplicados y unas pocas técnicas adaptadas (50%). A partir de los 10 años se les proporciona conceptos y prácticas mas avanzadas. Se les instruye más activamente en normas de comportamiento dentro del tatami, y las clases se orientan técnicamente.

Servicios

La  ASOCIACION DE AIKIDO DEL ESTADO DE OAXACA .AC Y LA FUNDACION OAXACA AIKIKAI .AC dispone de un servicio de asesoría pedagógica y psicológica infantil para ayudar a los instructores, padres y alumnos a resolver aquellas actitudes o situaciones que puedan necesitar una orientación, consejo y mediación.

El instructor a cargo del grupo convoca regularmente a los padres o tutores para informar de los avances o dificultades de cada uno de los niños, y realiza clases en las cuales puedan asistir como observadores, un mínimo de dos veces por curso.

Los padres o tutores deberán firmar una autorización conforme acceden a que un instructor de la ASOCIACION DE AIKIDO DEL ESTADO DE OAXACA  AC Y LA FUNDACION OAXACA AIKIKAI AC imparta clases al niño.

El centro es un lugar destinado a la enseñanza y practica de artes disciplinarias, en la cual se imparten clases de Aikido por un instructor autorizado y titulado por la FEDERACION MEXICANA DE AIKIDO A.C. Con reconocimiento NACIONAL E INTERNACIONAL.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal